Las Metas Personales

Convertirte en la persona que deseas ser es un proceso para el cual debes utilizar ese potencial interno que está dentro de ti dentro del cual se incluye tu propia creatividad.

Puede que tu experiencia del pasado no te ayude mucho para el alcance de nuevas metas, o quizá sí, todo depende de las creencias que tengas arraigadas en tu mente.

Para ti el haber alcanzado metas en el pasado quizá fue un acto inconsciente, pero el lograr una meta es un proceso bien orquestado que permite esa consolidación.

En la consecución de metas personales, siempre existe un obstáculo que es muy importante y eres tú mismo, porque quizás no entiendes que tu forma de pensar consiente e inconsciente puede que impida ese acceso al fin deseado.

Convierte en hábito el trabajar en metas personales, ellas te pueden ayudar a crear creencias empoderadoras de que te convertirán en una persona exitosa, que alcanza lo que se propone. Representan peldaños que te permiten subir para ir construyendo tu vida.

Las metas, propósitos o experiencias que una persona desea para su vida, deben ser trabajadas con ciertas estrategias, así el logro de las mismas ocurrirá en menor tiempo. Debes siempre organizar una serie de recursos y acciones para poder alcanzar ese fin.

Casi siempre las metas personales implican una cuantificación del deseo, por ejemplo tener pareja, obtener bienes materiales, perder peso, viajar, aumentar los ingresos. Siempre hay algo que tienes en mente a realizar pero no sabes por donde comenzar. Y el ensayo y error no es una opción cuando te has enterado que lo puedes obtener simplemente cambiando ciertas cosas dentro de ti.

Siempre, la limitante es que la mentalidad, actitud, y forma de ser no corresponden a una verdadera alineación acorde a lograr algo. Por el contrario, a ver que no lo estás logrando asumes una actitud de derrota e inmediatamente olvidas esa propuesta que tenías contigo mismo.

Puede que pienses o creas que el entorno, las personas o las condiciones en que te encuentras es limitante para alcanzar el éxito en algo, pero en la mayoría de los casos solo depende de ti y puede que utilices esas razones (conscientes o inconscientes) como excusa para no avanzar.

Debes saber que no basta con fijarse metas de ninguna índole bien delimitadas y elaboradas con fechas o plazos concretos, debes saber trabajar con ellas una vez las tengas en tu mente.

Es preciso que acciones cambio interno, dedicación a esas metas, para que pueda ocurrir la materialización en resultados de esas metas propuestas.

Esas metas deberían formar parte de la automotivación que te lleva al destino donde deseas lograr.

El logro de las metas permite mejorar sustancialmente tu vida, alcanzar el éxito, sentirse una persona exitosa, no simplemente debería ser una lista por lograr de cosas sin sentido o porque alguien lo haya logrado tú también lo quieres.

Las metas deben ser analizadas, sentidas, que salgan desde lo profundo de tu ser, no por capricho o competencia con el otro, o porque factores externos a ti te han hecho creer que debes poseer algo. Pues ya estaría iniciando mal.

No te plantees metas simplemente porque otros lo han logrado. Definir tus metas es comenzar a crear tu mañana en el hoy, estás colocando las bases para tu futuro y para la calidad de vida que deseas ver en tu experiencia. Por eso las metas deben ser propias.

Plantéate siempre metas que te den satisfacciones personales, eso es parte de darte bienestar, estas son las que producen efectos más profundos en ti.

Para obtener una meta debes trabajar en base a ella, lograr transformarte y cambiar, disfrutar el salir de ese caparazón, de esa zona de confort, integrar nuevos comportamientos de acción y de pensamiento. Quiere decir que te expandes, y lo más importante creces como persona y desarrollas nuevas habilidades físicas y mentales. Te vuelves un experto en lograr el éxito, llegando a la autorrealización personal.

Desapegate

El apego es un hábito que no te permite avanzar y expandirte, Por lo tanto te mantienes en la vida girando en torno a los mismos resultados, pidiendo una vida monótona, más de lo mismo.

Siempre el éxito está esperando por ti, pero fuera de esa área segura y de confort en la que te encuentras, mientas no te atrevas a salir de ella será siempre un deseo no realizado.

Es como estar dentro de un mismo cascarón muchas veces por miedo, inseguridad. Puede que esté apego te lleve a vivir una vida de insatisfacciones, aburrimiento y cansancio.

Te lleva a pensar que tu vida depende de las circunstancias externas y comienzas a pensar que el éxito es cuestión de suerte, azar o factores ajenos a ti y a tu voluntad o quizá el destino lo quiso así.

En ese apego puede ser una conducta aprendida, heredada o impuesta desde la niñez. Alguna vez te has cuestionado sobre ello?

Tenemos en nuestra mente muchas ideas pensamientos que ya no son funcionales y que nunca lo ha sido pues te han dado resultados Y decirles no desear nada porque las veces que lo has deseado no lo has logrado entonces terminas agotado o frustrado.

Sucede lo mismo con los pensamientos, quizá no te atrevas a pensar de forma diferente a como lo haces en este momento ya que siempre aparece una emoción de miedo superior a las ganas de tomar acción por parte tuya.

Es como quedarse atrapado en el mismo sitio recuerda que para que un jugador anote carrera de salir de la tercera base y avanzar

El apego es como un grillo de un preso no lo deja avanzar lo mantiene detenido en el mismo sitio es muy pesado para caminar con El por eso es preferible quedarse en el mismo sitio. A diferencia de un grillo de metal posees ataduras mentales que muchas veces son más fuertes que las ataduras físicas. Y dentro de ello el miedo juega un papel muy importante, pues, al no tener miedo puedes comenzar a avanzar.

Otra forma es comprometerte contigo mismo a cambiar soltar ese freno de mano que tienes en tu cerebro y dispararte hacía el éxito.

Si miras a las ataduras de un globo muchas veces te actúas de esa manera y así el globo es incapaz de elevarse, pero cuando te decides avanzar va soltando amarra por amarra y ese globo qué estúpida comiences a elevarse cada vez más alto.

Inicialmente pudieras ampliar esa zona de confort todo el tiempo de forma mantenida y sostenida Para que se vaya convirtiendo en un hábito y tu cerebro se acostumbre al cambio. Puede que al principio no te resulte fácil Pero al ir introduciendo pequeños cambios, salidas constantes de tu zona de confort el cambio estará llegando en poco tiempo a tu vida.

Dentro de ese apego está el apego a la forma de pensamiento es allí donde al modificar esto patrones tu vida cambie radicalmente y depende de la nueva forma de pensamiento que poseas te traerá resultados distintos a los obtenidos en el pasado.

Comienza a desapegarte, suelta, sueltate, vota, regala o vende esas cosas que ya no usas, esa ropa que ya no queda, liberar espacio para que todo lo nuevo comience a entrar, pues para que algo llegue debe existir un espacio disponible para ello.

Comienza por limpiar tu closet si sacar de él todas esas cosas que ya no usas. Vacía esas gavetas y has lo mismo, pues al desprenderte de eso también estás sacando de tu mente esos pensamientos asociados con eso que estaba guardado allí.

Todas las cosas tienen un tiempo de vida útil y habrá que desecharlas en algún momento, No te aferres a ello, permítete avanzar crecer prosperar, Se uno con la evolución, pues eso es parte de la misión de las personas, evolucionar, así como la vida siempre está y ha estado en un continuo proceso evolutivo.

Eres parte de esa vasta naturaleza como perteneciente a ella estás obligado a avanzar transformarte cambiar Sea deseas evolucionar a ser una mejor persona Alguien exitoso que generas sus propios y satisfactorios resultados. Siempre has sido llamado a ser exitoso, comienza pues a soltar esos apegos, Y a ser esa persona que  siempre has querido ser.

Mente Abundante

Si eres de las personas que constantemente estás pendiente las cosas que faltan, que no hay, que no tienes, entonces, te estás centrando en la carencia y en la escasez.

El actuar de esa forma hace que se vaya generando en tu interior un hueco de insatisfacciones cada vez mayor y que vas a tratar de rellenar inconscientemente pero nunca habrá satisfacción pare ese agujero negro dentro de ti.

Si llenas un vaso con agua hasta la mitad habrá gente que se fije en la parte que no tiene líquido y dirá que no está completo, por el contrario, habrá otras personas que se fijarán en la parte del vaso que tiene agua y afirmarán “tiene agua”. Te das cuenta inmediatamente en quien se maneja con escasez y quien con abundancia.

La abundancia es simplemente un estado mental, y depende como la manejes te empobrecerá o te enriquecerá en todos los aspectos de tu vida. Pero la buena noticia es que depende única y exclusivamente de ti.

Cuando cambias la visión y descubres que puedes ser tan prospero como desees, entonces tu vida comenzará a cambiar.

Debes crear abundancia internamente para poderla ver afuera.  Comienza a reconocer todas esas cosas que tienes, que son parte de ti, comenzando con tu propia vida, las partes de tu cuerpo, tus bienes, familia, amigos, vecinos. Afirma “Agradezco por cada una de las cosas que tengo en mi vida” y elabora una lista de todas esas cosas.

Allí estas reconociendo tu abundancia, y como consecuencia de ello comenzarás a atraer más abundancia a tu experiencia.

Piensa en todas las cosas que haces con tu boca, las cosas que puedes captar con tu vista, oídos, olfato, tacto.

¿Alguna vez haz agradecido por ellos? Existen personas que no tienen ojos y dieran muchas de las cosas que tienen por tener aunque sea uno, tú tienes vista y te permite estar leyendo este libro. Y si no tienes el sentido de la vista entonces alguien te lo está leyendo, lo estas escuchando y eso es maravilloso porque tienes un sentido que te permite percibir el mundo exterior.

Se es feliz con lo que se tiene y no con lo que no se tiene, cuando te centras y agradeces por lo que tienes, ese agujero negro dejará de estar presente en ti y comenzarás a crear tu propia abundancia tanto material como espiritual.

Vive tu vida responsablemente, crea tu abundancia, sé próspero, avanza, cambia ese pensamiento que es lo que realmente determina la forma en que has estado viviendo.

Hasta la próxima…

Te invito a que participes en nuestro Reto de 30 Días totalmente GRATIS. Has click aqui.